4 comentarios

  1. Magníficos lugares. Tan próximos a las vacaciones de verano, que es cuando más los disfrutamos, aunque están ahí todo el año. Cada época tiene su atractivo y aunque a mi el otoño es el que más me gusta, el duro invierno es fantástico pasear rompiendo el hielo de los muchos charcos que se hacen en el camino. Lo peor es el barro pero todo se puede sortear si se tienen ganas de andar.

Deja un comentario