Llevamos varios años que, por culpa del mal tiempo, no se podía bajar a las Eras de Abajo para celebrar la tarde del hornazo y parecía que esta tradición se iba perdiendo y olvidando entre los mas jóvenes.

Este año, por fin, el buen tiempo acompaño y unos el sábado y otros el domingo pudieron disfrutar de los juegos  y la merienda en familia o con los amigos.

Ponemos unas fotos que nos han mandado: